Aditivos para hormigones y morteros, Generalidades

Aditivos.JPG

El hormigón se define como un material formado por la mezcla de cemento, áridos y agua, y en su caso aditivos y adiciones, producido por el endurecimiento de la pasta de cemento (cemento – agua).

Es por tanto evidente que el empleo de aditivos se contempla en las normativas vigentes locales, nacionales y supranacionales sobre hormigones morteros y pastas … pero …. ¿por qué se utilizan los aditivos?

La preparación de un buen hormigón, o mortero es consecuencia de una buena selección de los materiales arriba mencionados, también es imprescindible que las dosificaciones de estos materiales sean correctas así como su amasado, preparación y puesta en obra.

Las propiedades que debe poseer un buen hormigón o mortero dependen de su estado físico, así se solicitan propiedades en estado fresco (estado en el que se encuentran los hormigones y morteros desde su amasado hasta su fraguado inicial), como son:

Trabajabilidad

Ausencia de exudación

Ausencia de segregación

Velocidad de fraguado

Retención de agua

Y en estado de endurecimiento como son:

Resistencias mecánicas

Resistencias a agresivos químicos

Resistencias a agresivos naturales

Impermeabilidad

Estabilidad dimensional

Ausencia de coqueras

Ausencia de eflorescencias

Al hormigón o mortero por último se le solicita “durabilidad” lo que viene a ser el mantenimiento de sus propiedades con el transcurso del tiempo. Obviamente la durabilidad se ve afectada por todas y cada una de las propiedades del hormigón o mortero. En este punto es importante destacar que todas estas propiedades están afectadas por una relación proporción de componentes en la mezcla para amasar que es fundamental.

más info en www.betoniaproducts.com

Anuncios

¿Qué son los pigmentos?

pigments

El color se debe a una acción de la luz.

Los colores que podemos ver son parte de un pequeño sector de la radiación natural completa, un sector muy pequeño espectro llamado “espectro visible”. La luz del día es una mezcla de todas las longitudes de onda diferentes dentro de este sector de modo que todas las longitudes de onda constituyen la luz blanca (“modo activo de colorear”). Si se hace pasar la luz blanca del día a través de un prisma de cristal (o una gota de lluvia), aquella se divide en sus componentes: los colores del arco iris.

Esta no es la manera en que se crean los colores en el hormigón, ya que los colores del hormigón no son fuentes luminosas activas. Los colores del hormigón -los pigmentos- son reflectores pasivos de luz, y sólo podrían producir colores en el “modo  substractivo”. Esto significa que algunas longitudes de onda del espectro visible completo son absorbidas por el pigmento (son “substraídas” de la gama completa) y sólo las longitudes de onda de los colores azulados y verdosos, la luz refleja será un rojo amarillento o un anaranjado.

El ojo humano puede distinguir diez millones de tonalidades de color diferentes dentro de la pequeña gama del espectro visible. Así que es muy difícil hablar de colores; siempre será un juicio subjetivo.

más info en www.betoniaproducts.com

Los Hormigones Autocompactantes HAC/SCC

HAC.png

En los últimos años se han realizado investigaciones para el desarrollo del hormigón autocompactante, con el fin de encontrar una nueva forma de ver el hormigón que puede revolucionar el mundo de la construcción en cuanto a la mejora de la calidad de la obra de hormigón, de lascondiciones de trabajo y de la racionalidad de los mismos.
Los que se pretende con el Hormigón Autocompactable que en la denominación internacional se conoce como “Self Compacting Concrete” (S.C.C.) es obtener un hormigón sin necesidad de vibración ni otro tipo de compactación, que sea capaz de rellenar todos los rincones del encofrado pasando a través de las armaduras sin que se produzca segregación de árido grueso.

Este hormigón debe ir acompañado de una correcta dosificación que debe tener en cuenta las características particulares del material a preparar, el tipo de elemento para el cual se va a utilizar y los métodos de control propios del Hormigón Autocompactante. Como se verá más adelante este hormigón ha podido ser desarrollado gracias a la introducción de los nuevos y revolucionarios polímeros.

El primer ejemplo se desarrolló en Japón en 1988 empleando escoria granulada de alto horno y cenizas volantes, junto con un superplastificante, cuyos objetivos se delinearon para sus dos estados.

más info en www.betoniaproducts.com